Día Mundial del Agua


Cada 22 de marzo en el mundo se conmemora el DÍA MUNDIAL DEL AGUA y en la Argentina además cada 31 de marzo se estableció el "Día Nacional del Agua"; invitamos a toda la comunidad y a cada individuo a aprovechar estos días para pensar y repensarnos en el cómo utilizamos el agua, de dónde proviene, cómo cuidamos de este bien global e indispensable para la vida.

Desde la mirada integral y compleja del AMBIENTE, el AGUA cumple un rol transversal sobre cada uno de los componentes ambientales, ningún proceso natural puede desarrollarse y evolucionar sin el AGUA, como tampoco ninguna actividad humana, desde la misma subsistencia como la posibilidad de vivienda, desarrollo productivo, industrial, entre otros.

El agua posee la capacidad de renovabilidad natural a través de los cambios de estado que se pueden observar gracias al funcionamiento del Ciclo Hidrológico, esta misma propiedad mantiene a nivel global un volumen permanente de agua en el mundo que incluye la atmósfera, hidrósfera, biósfera y geósfera.

Es muy grande la lista de acciones que modifican ese ciclo hidrológico natural encontrándonos hoy como sociedad en la necesidad imperiosa de reconocer al AGUA como un “recurso finito y vulnerable” el cual es “esencial para la vida y la sociedad, la conservación de la naturaleza, el desarrollo productivo y la protección ambiental integral”.

Desde la Unidad Académica San Julián, Universidad Nacional de la Patagonia Austral, se está en constante búsqueda de lograr la mayor eficiencia en el uso de los recursos naturales en pos de lograr una Universidad cada día más SOSTENIBLE. Toda la comunidad universitaria integrada por Docentes, NoDocentes y Estudiantes desde que ingresan a la Unidad Académica pueden identificar la implementación de medidas que apuntan al uso responsable de los recursos, del cuidado y protección del ambiente.

En relación al AGUA son muchas las acciones que se vienen llevando a cabo dentro de las funciones propias de la universidad, especialmente las líneas de investigación y transferencia, la educación ambiental, las capacitaciones y la formación de profesionales.

Se siguen profundizando y potenciando las líneas de investigación de los ambientes acuáticos marinos y continentales de la región. Se estudia la dinámica de la calidad de esas aguas y la biodiversidad que la habita. También se relevan los niveles de las aguas subterráneas y se estudia la calidad de las mismas.

Se realizan análisis de calidad de agua para conocer su aptitud de uso ganadero y de riego.

Se realizan análisis de calidad microbiológica de las aguas residuales de la localidad y del agua de diferentes ambientes, como así también la de consumo propio de la institución.

Se dictan capacitaciones, se brinda asesoramiento a diferentes organismos públicos.

En los últimos años la incorporación de nuevos profesionales y el crecimiento en la infraestructura y equipamientos de laboratorios nos compromete mucho más a poder avanzar en profundizar los conocimientos y transmitirlos en pos de un cuidado del AGUA: bien escaso y de primera necesidad.